La crisis del coronavirus ha hecho mella en nuestra forma de vida y también en la de trabajar. Y es que la práctica totalidad de los trabajos en los que se puede efectuar de forma no presencial han comenzado a teletrabajar. Lo cierto es que ha supuesto un gran cambio para muchos, que por un lado no están acostumbrados a trabajar en casa, con todo lo que esto supone. Efectivamente, no es lo mismo trabajar en casa que en la oficina, sobre todo en lo que se refiere a las tarifas de internet. Además, no todo el mundo tiene contratada una buena oferta de red, por lo que al llegar el confinamiento muchos se han dado cuenta de los problemas que tienen verdaderamente con su línea.

¿Qué tarifa de internet elegir?

Para poder mejorar tu servicio de internet lo mejor es contratar una tarifa de ADSL sin permanencia o la fibra sin permanencia. Esto es importante, ya que te permitirá cambiarte de proveedor sin problema alguno en el caso de que encuentres una oferta mejor. Para más información sobre el ADSL sin permanencia, te recomendamos la lectura del siguiente artículo: https://www.zona-internet.com/adsl-sin-permanencia/.

Por otro lado, si tu problema no es el precio, sino que no utilizas la red todos los días, sino que solo quieres tener la mejor conexión de forma puntual, tal vez te compense el internet prepago. De esta forma, gracias al internet prepago, tendrás red en casa solo cuando lo necesites. Además, otra de las grandes ventaja del internet prepago es que no tendrás que preocuparte por la permanencia, ya que no la tiene.

¿Cuál es la mejor conexión?

En la actualidad, la mejor forma de estar conectado desde casa es mediante la fibra óptica. Sin embargo, no todo el mundo tiene acceso a ella ya que hay zonas en los que los proveedores aún no han instalado su red. En esos casos no podrías tener la fibra en casa; no obstante, cada vez son menos las zonas en las que no existe la fibra óptica. Tal es el caso, por ejemplo, de algunas áreas rurales; en todo caso, para tener el internet de alta velocidad, se podría utilizar el internet satélite o el 4G en casa, dos opciones muy fiables que pueden hacer que tu teletrabajo sea mucho mejor.

¿Dónde conectarse?

Para que el trabajo se desarrolle de forma efectiva, es importante que el router wifi no esté conectado demasiado lejos del lugar de trabajo. De esta forma, la conexión siempre se hará de forma fluida y no habrá problemas. Pero, ¿en qué parte exactamente? Te recomendamos la lectura de este artículo en el que te explican con todo lujo de detalles cuál es la mejor zona para poner el router en tu domicilio para teletrabajar.